volver a enamorarse de un objeto: Mandra

La primera vez que en el cole empezaron hablarnos de la historia con el hombre de cromagnon y compañía como primer acercamiento, recuerdo que me sumí en una profunda distracción. No sé por qué pero la historia no entraba en mí, me aburría, no le encontraba ninguna gracia, hasta que en un determinado momento algo hizo click en mi cabeza y me empezó a encantar.

Os cuento todo este desencuentro encuentro personal porque nuestros protas del blog de hoy reviven historias, revalorizan el trabajo hecho anteriormente dándole un nuevo uso, pero apreciando lo ya realizado, mimándolo y realzándolo. Estamos hablando de Mandra.

Logo3

Porque en muchas ocasiones habremos recorrido pueblos y ciudades y habremos descubierto edificios antiguos, de un preciosismo abrumador pero que no habían resistido bien el paso del tiempo en culpa en gran parte del abandono de sus propietarios. En Mandra recuperan pequeños trocitos como puertas y ventanas para crear objetos tan especiales como mesas, cabeceros, bancos y percheros.

521879_536064863083502_1700033446_n 547395_536064846416837_2017199010_n 1009865_590089637681024_1099246944_n 1385375_621396014550386_2068466111_n 1425737_621395931217061_1734845535_n 1460003_620370897986231_378825180_n 1477582_634794673210520_646921965_n

Una gran muestra que la calidad no se deteriora, envejece, sí, pero no deja de ser muy muy interesante.

*cris

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s