construyendo pequeños refugios con cartón

Dicen que una de las primeras necesidades del ser humano es protegerse, refugiarnos es algo que nos da seguridad, y nos la da desde niños, porque casi todos (por no decir todos) hemos jugado de pequeños a crearnos nuestra propia cabaña.

Una de las primeras acciones es meterse debajo de las mesas y decir que aquello es tu casita, más tarde y sofisticando el sistema empezamos a construir cosas, usando pinzas, mantas, toallas y todo lo que se nos ocurra. Hace un tiempo descubrimos una de las casas que os enseñamos hoy y tanto Javi como yo dijimos “buah, lo que me habría gustado tener una de estas”, así que hoy casitas de cartón!

En primer lugar tenemos las versiones más clásicas, con sus tejaditos, sus ventanas…

9d864a355b3b87bbb22c526c76b9aebd

821b961ceb29fcf118db7e253d784581

Una opción muy bonita, plegable y que da muchísimo juego por sus múltiples posibilidades es ésta.

04aa2edab14e99c7dcad50c13af7d763

0fa8d58e52370fc1af11ee98b7665ea4f35e1759f33c830205e6acebdf541e1fSi queremos hacer que los peques se sientan como reyes, la casa-castillo es vuestra opción!
bc5009eada1f82f304becc42367da580Y si lo vuestro es la arquitectura contemporánea, estas versiones os encantarán!
29357611505cee1d6527a3fafbef7f95 fee927516d6b1bb78cb512c555dde841

Y lo de comprarlas está muy bien, pero fabricarla desde el principio tiene que ser una auténtica pasada, y se pueden obtener resultados tan geniales como estos.c03517cbd3bdfd957813bdcaaf65b2ecQuién pudiera ser niño otra vez!

*cris

volver a ser un niño…o ¡al menos parecerlo!

Quién no ha soñado con volver a ser niño otra vez y poder ir pintando todo lo que quisiera por toda la casa. A quién no le falta siempre en el momento más inoportuno un papel para escribir la compra de la semana o un calendario para planificarse el mes. O quién de vosotros no se ha despertado a las 3 de la mañana con una idea para continuar con su proyecto y tener que escribirla malamente en el móvil ( es cierto a lo mejor sólo los arquitectos sabemos de qué hablamos, pero por si acaso…) o quién no tiene unos amigos con una pared que necesite una mano de pintura…por todas estas cosas hoy os proponemos poner: ¡una pizarra en vuestras vidas!

En la habitación siempre es una buena opción… así el tema cabecero (que da muchos quebraderos de cabeza) ¡queda resuelto!

en la habitacion

en la habitacion

En el estudio siempre nos puede ayudar y sacar de algún apuro…

en la oficina

Se trata de un recurso rápido, barato y la mar de “apañao” como dice mi abuela. Muchas veces nos empeñamos en combinar colores imposibles o en amueblar con 1000 estanterías cuando  lo más fácil es coger un bote de pintura y hacer tu propio espacio.

Los niños rápidamente lo consiguen… ¡y los mayores también!

espacio niños

espacio mayores

Yo de mayor quiero una cómo ésta…

cocina

No se trata de tener una casa enterita de pizarra, pues eso nos cansaría al instante, pero poder crear un espacio donde hacer lo que se te venga en gana y borrarlo, pintar y borrarlo, escribir algo bonito y borrarlo, volver a pintar y borrarlo, repintar y borrarlo… como ya os he dicho no puedo volver a ser niño pero ¡sí al menos parecerlo!

*javi